Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada

Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada

Con un semblante vibrante compuesto por cúpulas decoradas con colores inimaginables, la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada es una majestuosa construcción de estilo ruso de aspecto similar a la Catedral de San Basilio de Moscú.

Echando la vista atrás

La construcción de la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada de San Petersburgo comenzó en 1883 bajo el encargo de Alejandro III, que elegiría este lugar para rendir homenaje a su padre, asesinado dos años antes en este mismo punto.

Durante la Revolución de 1917 la iglesia sufrió importantes daños y los materiales más valiosos fueron saqueados. En 1932 fue cerrada y cayó en el abandono, llegando a plantearse incluso su demolición.

Durante los bombardeos producidos en la II Guerra Mundial la iglesia sufriría su mayor desgracia y fortuna, al ser alcanzada por una de las bombas que nunca llegaría a explotar, quedando escondida en la cúpula principal.

Durante este periodo la iglesia sería utilizada como depósito de alimentos, continuando su triste historia como almacén y trastero mientras se alejaba cada vez más de la belleza que la hacía brillar en sus orígenes.

Veinte años más tarde, la bomba sería localizada y retirada con sumo cuidado. Años después se llevaría a cabo la reconstrucción de la iglesia, que abriría de nuevo sus puertas en 1997 como si todo hubiera sido un mal sueño.

La iglesia de un vistazo

Desde el exterior de la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada resultan especialmente llamativas sus cinco cúpulas bañadas en cobre dotadas de colores imposibles que le aportan un carácter de ensueño similar al de la Catedral de San Basilio de Moscú.

Una vez en el interior, nos encontramos con una impresionante decoración barroca formada por más de 600 mosaicos de carácter monumental que se despliegan como si fueran alfombras instaladas para cubrir techos y paredes creando una maravillosa estampa de luz y color.

Uno de los lugares que genera mayor expectación es la capilla de Alejandro II, construida para señalizar el punto exacto en el que tuvo lugar el asesinato.

Imprescindible

La Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, también conocida como la Catedral de la Resurrección de Cristo, es una de las visitas imprescindibles que no os podéis perder durante un viaje a San Petersburgo. Su impresionante fachada ofrece una imagen imposible de olvidar, algo que se completa a la perfección con la detallada decoración de su interior.

Horario

De jueves a martes: de 10:30 a 18:00 horas. (Desde mayo hasta septiembre hasta las 22:30).
Miércoles: cerrado.

Precio

Entrada general: 250RUB.
Estudiantes: 150RUB.
Jóvenes entre 7 y 18 años: 50RUB.
Menores de 7 años: entrada gratuita.

Tour por las catedrales de San Petersburgo 35 €

Transporte

Metro: Nevsky Prospekt (línea 2).
Autobús: líneas 3, 7, 22 y 27.