Dónde dormir en San Petersburgo

Dónde dormir en San Petersburgo

San Petersburgo es un destino con una oferta de alojamiento variada y válida para todos los presupuestos, por lo que podréis encontrar con facilidad una opción que se adapte a vuestros gustos y a vuestro bolsillo.

Mejores zonas para dormir

Si no contáis con un presupuesto ajustado, a la hora de elegir dónde dormir en San Petersburgo lo ideal es elegir un hotel que se encuentre ubicado en el centro de la ciudad.

El centro de San Petersburgo invita a recorrerlo caminando para disfrutar del encanto de sus calles repletas de historia. Si decidís reservar un hotel en el centro de la ciudad, tendréis la posibilidad de explorar la capital a pie de un modo cómodo.

Las inmediaciones de la Avenida Nevsky o la Plaza del Palacio son opciones muy recomendables, ya que estas zonas os ofrecerán la posibilidad de conocer los principales lugares que ver en San Petersburgo y disfrutar de los encantos de la ciudad de un modo sencillo.

Si queréis ahorrar en el alojamiento, lo más recomendable es elegir un hotel algo más alejado y desplazaros hasta el centro utilizando el transporte público. De este modo tendréis la posibilidad de conocer las hermosas estaciones de metro de la ciudad.

Hoteles en San Petersburgo

En San Petersburgo podéis encontrar hoteles para todos los gustos y adaptados a cualquier bolsillo, ya que es posible reservar habitaciones dobles en hoteles céntricos a partir de 45 euros la noche.

Para conseguir los mejores precios con descuentos de hasta el 75% os recomendamos buscar en HotelesBaratos.com, ya que ofrece el precio mínimo garantizado en todos los hoteles.

Apartamentos en San Petersburgo

Cada vez son más los que prefieren los apartamentos antes que los hoteles, especialmente para los viajes en familia. Se trata de una alternativa perfecta si vais a disfrutar de una estancia larga en San Petersburgo o si estáis buscando la forma de ahorrar algo de dinero.

En la web ApartamentosBaratos.com podréis encontrar los mejores apartamentos con el precio mínimo garantizado.