Aeropuerto de San Petersburgo

Aeropuerto de San Petersburgo

Localizado 20 kilómetros al sur de San Petersburgo, el Aeropuerto Internacional Púlkovo (LED) recibe cada año más de 10 millones de pasajeros de más de 170 destinos internacionales.

El Aeropuerto de San Petersburgo fue inaugurado en 1932 y desde entonces se ha visto seriamente afectado por el transcurso de la historia de la ciudad.

Tan solo unos años después de su inauguración las instalaciones quedaron fuertemente afectadas por la llegada de la II Guerra Mundial, y el aeropuerto dejó de funcionar por completo entre los años 1941 y 1944. Una vez liberado de los nazis, los daños producidos por la guerra fueron reparados y el aeropuerto regresó a su actividad habitual.

Con el paso de los años el aeropuerto de San Petersburgo ha aumentado sus instalaciones para acoger aviones de mayor capacidad hasta convertirse en uno de los aeropuertos más importantes de Rusia, por detrás de los de Moscú.

Cómo llegar desde el aeropuerto hasta San Petersburgo

Existen diferentes formas de desplazarse desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad. A continuación, os indicamos las opciones más comunes:

Servicio de traslados

La opción más cómoda y segura para desplazarse desde el aeropuerto de San Petersburgo hasta el hotel es reservar un traslado, de este modo no tendréis que preocuparos por los precios ni por explicar dónde se encuentra vuestro hotel. Podéis consultar las tarifas y reservar en este enlace:

Autobús

El autobús del aeropuerto realiza el trayecto hasta diferentes partes de la ciudad y funciona a lo largo de todo el día. El precio del billete varía en función del destino:

  • Parada de metro Moskovskaya: 103RUB.
  • Parada de metro Tekhnologicheskiy Institut: 345RUB.
  • Parada de metro Vladimirskaya: 450RUB.

También es posible utilizar los autobuses públicos, una opción aún más económica, pero pueden ser más complicados de utilizar.

Taxi

La mayoría de los taxis de San Petersburgo trabajan de forma ilegal, no conocen bien la ciudad ni el idioma y pretenden cobrar precios más elevados de lo que deberían, por lo que no son la opción más recomendable.

Si os decidís a coger un taxi lo más recomendable es solicitarlo en el mostrador oficial del aeropuerto, allí os informarán de la tarifa y podréis reservarlo. El precio no debería ser superior a los 1.000RUB.